Redes Sociales

Comprar el libro

Portada Tú Eliges Lo Que Comes

Combatir el sobrepeso infantil

Decir que los niños tienen sobrepeso porque no se mueven es falso e injusto, y sin embargo es el mensaje que durante años están lanzando las autoridades político-sanitarias y la industria alimentaria. Lo que sucede es que no se mueven lo suficiente porque tienen sobrepeso. No es justo esperar que los niños soporten la poderosa atracción que ejercen los productos repletos de azúcar y grasas, publicitados por todos los medios por ávidos expertos, y que invaden literalmente el espacio público y privado. Por todo ello, en este libro describo las sutiles trampas psicológicas que la poderosa industria alimentaria emplea en su publicidad y cómo diseña las estrategias de muchos programas de prevención (con la interesada connivencia de las políticas sanitarias), del problema que ella misma ha contribuido a crear. Margaret Chan, directora de la OMS y Julio Basulto, un gran dietista , lo exponen claramente en el siguiente enlace.

Licencia Creative Commons

Web de interés sanitario

Portada Tú Eliges Lo Que Comes
Arriba
Tú eliges lo que comes / General  / Un niño muere ahogado en una piscina

Un niño muere ahogado en una piscina

Este titular se ha repetido este verano en España unas cuantas veces, como cada año. No hace falta dar datos de dónde ni quién. Aunque la imagen no representa la noticia (este niño está sanísimo) y está sacada de un banco de internet (Pixabay), la he subido porque me ha parecido demostrativa pues parece que puede estar iniciando un cuadro de ahogamiento en el que no hay manoteo, no hay gritos (la boca la tiene cerrada) y la cabeza mira hacia arriba y está semihundida.

El ahogamiento  es la segunda causa de muerte por lesiones en menores de 19 años, tras los accidentes de tráfico.

Y es que en general en medios científicos no se habla de accidentes, se habla de lesiones no intencionadas, pues en la mayoría de casos, se podía haber prevenido mediante la vigilancia estrecha de un adulto.

Sin embargo no hay una alerta social y los medios casi no los mencionan; podemos decir que se asumen como “cosas que pasan”, accidentes”… y esto no es así. 

 Las frases: “si llevaba los manguitos”, “no gritó ni sacudió los brazos” … “no lo entiendo”, “fue solo unos segundos”…deben de desterrarse:  los niños se ahogan en silencio y de manera rápida: en unos 20/30 segundos. Menos de lo que tardamos en leer y responder un guasap.

Con las olas de calor que estamos teniendo y las ganas que tenemos de socializar tras los dos años largos duros de pandemia, las playas, lagos, ríos y piscinas están más concurridas que nunca y se han producido este año más incidentes graves y muertes, tanto en niños como en adultos que otros años. Y aún queda mucho verano por delante; por eso he roto mi silencio veraniego en Insta.

Para evitar estos sucesos desgraciados os doy los siguientes consejos:

  1. Tener las piscinas valladas y cerradas con llaves; también existen sistemas de alarma que alertan cuando alguien entra a la piscina (detectores de movimiento).
  2. No dejar manguitos, flotadores, colchonetas, juguetes acuáticos en la piscina ni alrededores.
  3. Los manguitos, burbujas y flotadores redondos clásicos no son aconsejables. Los únicos utensilios recomendados para niños pequeños son los de tipo chaleco o armilla.
  4. Las colchonetas en el mar son muy peligrosas pues son desplazadas hacia zonas donde no cubre, muy rápido.
  5. Nunca dejarlos solos, aunque sepan nadar/flotar y sean mayorcitos.
  6. Estar, con los más pequeños, sumergidos con ellos, a menos de un metro mientras se bañan, es decir, tenerlos al alcance de la mano.
  7. Desconectar el móvil y no llevar libros, revistas, periódicos si vas con niños a la playa o a la piscina
  8. Aunque haya socorrista, no se puede delegar en él el cuidado de tus hijos. El responsable eres tú. El socorrista podrá ayudar si sucede algo, pero no sustituye tu vigilancia. Tampoco sirve dejar al hermano mayor en funciones de vigilancia del hermano menor.
  9. Explicarles que no se debe de jugar “a ver quién aguanta más sin respirar debajo del agua» o realizar «saltos peligrosos» o hacer “aguadillas” a los amigos o hermanos.
  10. Hablar con los jóvenes y adolescentes sobre el peligro de bañarse después de haber fumado marihuana o consumido tóxicos (aquí se incluye, por supuesto, a las bebidas alcohólicas (la cerveza también es una bebida alcohólica). El 25 % de muertes en el agua en adolescentes se debe al alcohol.
  11. Enseñarles a nadar a partir de los 4 años pero esto no implica que no se supervise al niño que sabe nadar, cada segundo y estar al lado suyo, como he comentado antes.
  12. En piscinas pequeñas caseras  y bañeras, aunque estén con dos dedos de agua, también pueden producirse ahogamientos en bebés sin supervisión.
  13. Los sistemas de filtrado de agua son muy potentes y se han producido lesiones y muertes, por atrapamiento del pelo o de una mano, al estar muy cerca de los orificios o rejillas. Por eso, se debe llevar el pelo recogido si está largo, y advertir a los niños que NO se acerquen a esas rejillas/orificios. Desde 1980 han sido documentados casi 200 casos de atrapamientos por succión, incluido medio centenar de muertes. Esta frase es de un artículo escrito en 2011 en esta revista: https://www.analesdepediatria.org/es-atrapamiento-por-succion-una-piscina-articulo-S1695403311000403 por lo que es seguro que hoy en día serán muchos más. Si abrís el enlace podréis ver unas imágenes impactantes.

Aquí os subo otra imagen en la que quiero hacer notar que el flotador que lleva esta niña no es nada seguro, como he comentado más arriba.

Fuente: Pixabay

Aún queda mes y medio de verano, disfrutad (recordad que esta palabra incluye la palabra fruta), pero VIGILAD a los menores de manera muy, muy cuidadosa.

Feliz verano a todos.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.